Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  14:09:47Lunes, 19 de Noviembre de 2018
Atrás

La Fisioterapia ayuda a retrasar el deterioro muscular y osteoarticular en los mayores

Esta disciplina actúa tanto a nivel preventivo como curativo, promueve un estilo de vida saludable y ayuda a frenar los cambios físicos producidos por el envejecimiento, retrasando la pérdida de autonomía y calidad de vida entre los senior

R. Otero 12-09-2018

COMPARTIR
El envejecimiento es un proceso natural que conlleva una serie de cambios físicos, y estos, a su vez, pueden ocasionar pérdida de autonomía y calidad de vida entre los mayores. Es importante llevar un estilo de vida saludable donde, además de prestar atención a los factores de riesgo y llevar una dieta óptima, también se realice actividad física diaria con el fin de evitar el deterioro muscular y osteoarticular.

El 8 de septiembre se celebró el Día Mundial de la Fisioterapia, una disciplina que, según explica Miguel Villafaina Muñoz, presidente del Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE), “juega un papel fundamental en el mantenimiento de un buen estado físico, controlando el deterioro de los mayores, permitiendo una buena autonomía e independencia, lo que mantiene su rol social y calidad de vida, frenando el aislamiento, la depresión y las enfermedades crónicas”.

Por su parte, Montserrat Grau Pellicer, fisioterapeuta del Consorcio Sanitario de Terrassa, doctora en Psicología de la salud y del deporte y profesora de Geriatría en el Grado de Fisioterapia de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), afirma que esta especialidad actúa en dos niveles: el preventivo y el curativo. “Cuando no se ha producido ningún problema, la Fisioterapia ayuda a promover un estilo de vida saludable, retrasando los problemas que propician la pérdida de autonomía”, comenta.

LA PÉRDIDA DE MOVILIDAD
Según Grau Pellicer, la pérdida de movilidad puede ser multifactorial, “causada por problemas de las articulaciones donde el dolor dificulte o limite el movimiento; déficits de fuerza muscular; problemas circulatorios que causen déficits en el flujo sanguíneo de las piernas; problemas respiratorios o cardíacos que causen fatiga o, incluso, problemas visuales que causen miedo a caer y, por lo tanto, miedo a caminar. Todo esto crea un círculo vicioso de progresiva disminución de la movilidad, más fatiga y más dolor que puede favorecer la fragilidad”.

Aunque, según comenta Pablo Herrera, fisioterapeuta de FisioHogar, “en la mayoría de los casos de senior con algún problema, no se puede revertir su situación al 100%, pero sí mejorar”, y matiza que, “en pacientes que han sido activos y se encuentran inmovilizados por una lesión, se trabaja muy bien y los resultados son bastante buenos. Pero en aquellos en los que también presentan algún agravamiento de esa pérdida de movilidad, es más complejo. Además, muchos tienen dolor crónico”.

CÓMO EVITAR LAS CAÍDAS
El miedo a caer es una de las mayores preocupaciones entre los senior. A menudo tienen un impacto menor, sin grandes secuelas, pero en ocasiones tienen consecuencias graves como fracturas. Las caídas con impacto menor son un indicador para realizar una valoración integral “donde se evaluarán y tratarán los factores de riesgo intrínsecos de cada paciente, como sus enfermedades o la medicación que esté tomando”, explica Grau Pellicer, y añade que también se deberá evaluar “las alteraciones del equilibrio, debilidad muscular y dificultades para caminar, así como los factores extrínsecos o ambientales (distribución del mobiliario, barreras arquitectónicas, tipo de calzado, etcétera) con el fin de corregirlos”.

ACCIDENTES CEREBROVASCULARES Y ENFERMEDADES DEGENERATIVAS
La Fisioterapia también tiene su papel en patologías muy prevalentes e incapacitantes con el fin de que el paciente consiga su nivel máximo de autonomía posible.

En casos de accidentes cerebrovasculares como el ictus, la evolución del paciente dependerá del tipo, el grado y de dónde haya afectado. “Si se empieza a trabajar desde el primer momento y es un ictus leve, suelen mejorar”, afirma Herrera. Aunque aclara que “la plasticidad neuronal de los mayores es menor, tardan más y no siempre recuperan como en casos de personas jóvenes”.

Herrera comenta que, en patologías crónicas degenerativas como el Parkinson, “el trabajo de los profesionales es, más que nada, paliativo, para frenar o retrasar”. Por su parte, Grau Pellicer comenta que “una vez se establece un diagnóstico, con la prescripción de ejercicios terapéuticos adecuados, se puede enlentecer el deterioro funcional”. Además, otros de los beneficios del ejercicio físico “es que puede ayudar a mejorar la función cognitiva”, añade.

La profesora de la UAB explica que en el caso concreto de enfermedades reumáticas, como la artrosis, “la Fisioterapia ofrece estrategias para mantener o mejorar la movilidad y reducir o controlar el dolor”.

UNA GRAN DESCONOCIDA
La Fisioterapia respiratoria es una gran desconocida en España. Sin embargo, en enfermedades como la Epoc, los pacientes notan beneficios desde la primera sesión, según explica Herrera. “El simple hecho de ayudarles a respirar mejor, les cambia el día a día. Mejoran su capacidad pulmonar, la saturación de oxígeno”, añade.

Grau Pellicer detalla que esta especialidad “actúa en tres grandes niveles: ayuda a controlar la disnea y entrenar la musculatura respiratoria; ayuda en el drenaje de secreciones bronquiales para conseguir una correcta limpieza bronquial y prevenir sobreinfecciones respiratorias; y reentrena al esfuerzo, para reducir la fatiga y mejorar la tolerancia al esfuerzo”.

ES MEJOR PREVENIR QUE CURAR
El aumento de la esperanza de vida incrementa la prevalencia de enfermedades que, además de aumentar el gasto sanitario, reducen la calidad de vida de los senior. Ante estos casos, ya se sabe, ‘es mejor prevenir que curar’. Aunque hay ciertas enfermedades que no se pueden evitar, a través de la vida saludable se puede retrasar la aparición temprana de algunas patologías. “Se trata de convencer al ciudadano de la importancia de cambios de conducta y hábitos saludables en su día a día que van a mejorar su calidad de vida, evitando factores de riesgo como la obesidad, el tabaquismo, alcoholismo, la diabetes o sedentarismo que nos pueden llevar a multitud de enfermedades”, explica Villafaina Muñoz.

En este punto, la Fisioterapia desempeña un papel fundamental con el fin de “mantener la salud muscular y un sistema osteoarticular adecuado”, afirma el presidente del CGCFE. “Con programas preventivos de actividad física se puede conseguir mantener la salud física de nuestro cuerpo durante más tiempo y en condiciones más que aceptables”, añade.

No obstante, lo cierto es que todavía existe bastante desconocimiento del trabajo de los fisioterapeutas. “La mayoría suele llamar cuando hay algún problema como, por ejemplo, una lesión o caída”, lamenta Pablo Herrera. Aunque añade que, en prevención, “nuestro trabajo se mezcla con el de los entrenadores. Ya hay muchos mayores que están yendo al gimnasio y eso les viene muy bien”.

Grau Pellicer recomienda una rutina de ejercicios “para mantener la movilidad de las articulaciones, la condición física aeróbica, la fuerza muscular y el equilibrio”, algo que puede ralentizar este proceso y evitar la dependencia.


LOS PROFESIONALES PIDEN QUE SE TOMEN MEDIDAS ANTE EL ENVEJECIMIENTO
Ante el aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento de la población, el presidente de la CGCFE pide que se tomen medidas para hacer frente a el incremento de recursos que demanda la población. “Los profesionales sanitarios hace mucho tiempo que estamos denunciando que hay que tomar medidas, y cada uno lo hace desde su disciplina. Las Administraciones central y autonómica son conscientes de ello y no podemos decir que estén paradas o miren de perfil, pero insisto que, políticamente, hay que apostar por dar soluciones a este problema en el ámbito sociosanitario antes de que se haga insostenible”.

En la actualidad, Herrera denuncia que “la mayoría de los profesionales nos encontramos en el sector privado y, en sanidad pública, no llegamos, ni de lejos, al número de fisioterapeutas que recomienda la Organización Mundial de la Salud”. La OMS aconseja un fisioterapeuta por cada 1.200 personas.

La importancia de esta disciplina en el campo de la Geriatría se hace evidente no solo en materia de rehabilitación. Villafaina Muñoz apunta que “la Administración debe apostar más decididamente por la importancia que la Fisioterapia supone en el ámbito de la prevención en los senior, por su formación y conocimientos, junto a los demás profesionales sanitarios”.

La universidad es la base en la formación de los futuros especialistas. En este punto, la profesora de la UAB explica que “es necesario ampliar y revalorizar la formación en Geriatría, tanto a nivel de grado universitario como a nivel de formación postgrado. Son muy interesantes los máster con enfoque interdisciplinar, ya que fomentan este tipo de trabajo, tan necesario en Geriatría”. Por otra parte, apunta que “tanto universidades como los centros de investigación deberían fomentar que se realicen tesis doctorales en el ámbito de la Geriatría, y así impulsar la investigación en este campo. Una de las líneas de estudio más interesantes actualmente es la investigación sobre las Tecnologías de la Información y la Comunicación como herramientas para promover la adherencia a largo plazo a los programas de rehabilitación, al ejercicio físico saludable y al control de las enfermedades crónicas (como pueden ser los factores de riesgo cardiovascular)”.

Por otra parte, a pesar de que esta disciplina todavía es algo desconocida, Herrera apunta que “el reconocimiento de la sociedad es cada vez mejor, la gente nos va conociendo, que vamos abarcando diferentes campos”.

Por otra parte, Grau Pellicer apuesta por un cambio en la percepción de los mayores en la sociedad. “Son personas con unas necesidades a cuidar, pero también personas con un rol activo muy importante. Se trataría de atender adecuadamente a las personas mayores frágiles y con situación de dependencia, pero también a las personas mayores activas y con un estilo de vida saludable”. Para la fisioterapeuta, el camino sería “hacer políticas de salud comunitaria accesible a los diferentes colectivos de personas mayores”.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal