Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  12:14:07Jueves, 17 de Octubre de 2019
Atrás

En 2060, habrá 14,4 millones de europeos mayores de 65 años con fribrilación auricular

Es el resultado de un estudio estadístico italiano que ha sido publicado en la revista de la Sociedad Europea de Cardiología

Redacción EM 15-07-2019

COMPARTIR
La fibrilación auricular es el trastorno del ritmo cardíaco más común, y representa entre el 0,28 y el 2,6% del gasto sanitario en los países europeos. Los pacientes con fibrilación auricular tienen un riesgo cinco veces mayor de sufrir un accidente cerebrovascular. De hecho, entre el 20 y el 30% de los accidentes cerebrovasculares debidos a la fibrilación auricular son más fatales que los que se dan por otras causas.

Un estudio publicado en 'EP Europace', revista perteneciente la la Sociedad Europea de Cardiología, manifiesta que 7,6 millones de personas mayores de 65 años en la Unión Europea (UE) tenían fibrilación auricular en 2016, y se prevé que aumente en un 89% en 2060, es decir, hasta los 14,4 millones.

El doctor Antonio Di Carlo, autor del estudio y miembro del Consejo Nacional de Investigación en Florencia, Italia, afirmó que "los pacientes con fibrilación auricular de más de 80 años tienen un riesgo mayor de sufrir un accidente cerebrovascular, por lo que este cambio en la demografía tiene enormes implicaciones para la UE". "Los pacientes mayores, además, presentan más comorbilidades relacionadas con la fibrilación auricular, como la insuficiencia cardíaca o el deterioro cognitivo", añadió.

La prevención de la fibrilación auricular es la misma que para otras afecciones cardiovasculares. Esto incluye no fumar, hacer ejercicio, una dieta saludable, mantener el alcohol bajo moderación y controlar la presión arterial y la diabetes.

La detección de la fibrilación auricular es importante porque la anticoagulación oral previene eficazmente los accidentes cerebrovasculares en estos pacientes. El doctor Di Carlo recordó que los médicos de cabecera deberían detectar oportunamente la fibrilación auricular en cada consulta, tras la cual se debería derivar a los pacientes con un pulso irregular a realizar un electrocardiograma. "La mayoría de las personas mayores acuden a su médico de cabecera al menos una vez al año, por lo que este es un método eficiente y eficaz para diagnosticar la fibrilación auricular y prevenir complicaciones", explicó.

Asimismo, los médicos de cabecera pueden informar a los pacientes sobre los síntomas de la fibrilación auricular, como palpitaciones, pulso irregular, falta de aliento, cansancio, dolor de pecho o mareo. "Recomiendo este enfoque por ahora", dijo el doctor Di Carlo. "En el futuro, puede que haya dispositivos fiables para la primera línea de detección por parte de la ciudadanía, como las aplicaciones de smartwatch, pero estas tecnologías no están listas para un uso generalizado".

Para calcular el número de pacientes con fibrilación auricular mayores de 65 años anticipados en la UE en las próximas cuatro décadas, los investigadores midieron primero la prevalencia en una muestra representativa de personas mayores de 65 años en Italia. Luego utilizaron las proyecciones de población de la oficina estadística de la UE (Eurostat) para los 28 Estados miembros.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal