Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  17:15:06Martes, 17 de Septiembre de 2019
Atrás

El trastorno bipolar podría estar relacionado con el Parkinson

Concretamente, las personas con trastorno bipolar son siete veces más propensos a desarrollar Parkinson que aquellos que no lo padecen

Redacción EM 14-06-2019

COMPARTIR
Las personas con trastorno bipolar son más propensas a desarrollar Parkinson, según una reciente investigación taiwanesa. "Los estudios anteriores demostraban una relación entre la depresión y el Parkinson, pero pocos estudios analizaban la existencia de relación entre el trastorno bipolar y esta enfermedad", justifica Mu-Hong Chen, del Hospital General de Veteranos de Taipei.

Para el estudio, los investigadores examinaron una base de datos de salud nacional taiwanesa en busca de las personas que fueron diagnosticadas de trastorno bipolar entre 2001 y 2009, y que no tenían antecedentes de enfermedad de Parkinson. Fueron más de 56.000 personas las encontradas, a las que se sumaron otras más de 225.000 de la misma edad, sexo y otros factores. Los grupos fueron seguidos hasta finales de 2011.

Durante el estudio, 372 de las personas con trastorno bipolar desarrollaron Parkinson, es decir, el 0,7%, en comparación con los 222 que no tenían el trastorno, siendo un 0,1%. Tras ajustar otros factores que podrían afectar al riesgo de desarrollar la enfermedad, se observó que las personas con trastorno bipolar tenían casi siete veces más de probabilidades de desarrollar Parkinson que aquellos que no padecían el trastorno. Además, desarrollaron la enfermedad antes que sus compañeros, concretamente, con nueve años de diferencia de media.

"Son necesarios más estudios para determinar si estas enfermedades comparten procesos subyacentes o cambios en el cerebro", explicó Chen. "Estos podrían incluir alteraciones genéticas, procesos inflamatorios o problemas con la transmisión de mensajes entre las células cerebrales", especificó. A esto, agregó que si se pudiera identificar la causa subyacente de esta relación, se podrían desarrollar tratamientos que beneficien a los que padecen ambas enfermedades.

Una de las limitaciones del estudio es que solo se tuvo en cuenta a aquellas personas que buscaron ayuda médica para tratar el trastorno de bipolaridad. Además, la base de datos no incluía información sobre antecedentes familiares de Parkinson o factores ambientales, cuando ambos factores pueden aumentar el riesgo de padecer la enfermedad.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal