Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  09:58:59Martes, 29 de Septiembre de 2020
Atrás

El test IgM Covid-19 de Abbott ya está disponible en España

Esta prueba tendrá un papel importante a la hora de saber si alguien ha desarrollado anticuerpos en respuesta al virus

Redacción EM 26-08-2020

COMPARTIR
Abbott anunció, recientemente, la disponibilidad de la marca CE para su nueva prueba serológica de laboratorio SARS-CoV-2 IgM (inmunoglobulina M) para su uso en España. Se trata de una prueba que cumplirá un papel importante para comprender si alguien ha desarrollado anticuerpos en respuesta al virus, lo que indica una infección reciente o activa.

El nuevo test de anticuerpos IgM es la última prueba  desarrollada por Abbott para apoyar en España la lucha contra la Covid-19, teniendo ya disponibles varias pruebas moleculares y de anticuerpos. Abbott las ha comenzado a distribuir en España para ampliar la capacidad diagnóstica global de pruebas de Covid-19.

"Las pruebas de anticuerpos seguirán desempeñando un papel importante para comprender mejor el virus, la prevalencia de la Covid-19 en un área y si alguien se ha recuperado", explica Luis García Bahamonde, director de la división de diagnóstico de Abbott Iberia. "Abbott –continúa el experto–, ha diseñado ensayos de IgM e IgG independientes para brindar a los profesionales de la salud una comprensión más específica de cómo está respondiendo el sistema inmunológico de una persona y en qué fase de la recuperación se encuentra".

En comparación con las pruebas de PCR que detectan infecciones activas, este tipo de pruebas identifican anticuerpos, como IgM e IgG, para ayudar a determinar si alguien estaba infectado anteriormente.

Estudios  recientes  han  demostrado  que  los  anticuerpos  IgM  e  IgG  pueden  aumentar  casi simultáneamente en la sangre de una persona dentro de las dos o tres semanas posteriores al inicio de los síntomas. Abbott desarrolló inicialmente un test de anticuerpo para IgG a través de un análisis de sangre, que es el anticuerpo que dura más en el cuerpo después de la infección. Esta prueba ha sido ampliamente utilizada y continúa desempeñando un papel clave para comprender si  alguien  se  ha  recuperado  del  virus,  así  como  para  el  rastreo  de  contactos  y  los  estudios epidemiológicos. En comparación, el anticuerpo IgM es más útil para determinar una infección reciente, ya que se vuelve indetectable semanas o meses después de la infección.

Los test de anticuerpos IgM pueden proporcionar información importante a los profesionales sanitarios, a los pacientes y a sus familiares, al ofrecer claridad sobre si alguien se está recuperando recientemente del virus, o todavía es potencialmente infeccioso y si se necesita tratamiento, aislamiento o visitas de seguimiento; facilitar datos actualizados sobre cómo el sistema inmunológico está reaccionando al virus; o proporcionar una prueba secundaria que detecta un anticuerpo diferente, dirigiéndose a una parte diferente del virus, asegurando a los médicos que el paciente estaba previamente infectado.

Similar al test de IgG en sangre de Abbott, el test de IgM ha demostrado una alta fiabilidad tanto en el proceso de investigación y desarrollo de Abbott como en los estudios de laboratorio de virología externos. Los datos de Abbott demostraron una especificidad del 99,56% y una sensibilidad superior al 96% para los  pacientes evaluados 15 días después del inicio de los síntomas. Los datos también mostraron que el 50% de los pacientes dio positivo de IgM en la primera semana después de que comenzaran los síntomas, y casi el 90% fueron positivos en la segunda semana después de que se iniciarán los síntomas.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal