Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  11:21:02Martes, 29 de Septiembre de 2020
Atrás

El pronóstico de las personas que sufren un ictus empeora en caso de contraer la Covid-19

Los pacientes que sufren este cuadro clínico tienen cuatro veces más riesgo de morir que los que no tienen el virus

Redacción EM 21-08-2020

COMPARTIR
La Covid-19 empeora el pronóstico de los pacientes que sufren un ictus, según revela un estudio internacional publicado por la revista Stroke. Según los resultados, los pacientes que sufren un ictus y, a la vez, la infección por el coronavirus SARS-CoV-2 tienen cuatro veces más probabilidades de morir y un 60% más de riesgo de sufrir secuelas graves. En este trabajo han participado profesionales del Servicio de Neurología del Hospital del Mar.

El trabajo ha contado con la participación de 28 centros hospitalarios de 16 países y ha podido analizar datos de 174 pacientes con Covid-19 e ictus isquémico en el momento de su hospitalización. De estos, 48 murieron, 22 a causa de la Covid-19, y 26 por el ictus. Entre los 96 supervivientes, 49 sufrían secuelas graves al alta del hospital. Como explica Jaume Roquer, firmante del estudio y jefe del Servicio de Neurología del Hospital del Mar, "en los casos de enfermos agudos con ictus y Covid-19, el pronóstico dependerá más de cómo evolucione esta segunda patología más que del ictus, que a veces, por la situación del mismo enfermo, en sedación, no se detecta hasta más adelante".

Según Elisa Cuadrado, médica adjunta del Servicio de Neurología y firmante del trabajo, “lo que hemos visto en este estudio es que los ictus en pacientes con Covid-19 tienen una severidad inicial más alta. Lo que todavía no está claro es si esto es debido a una enfermedad vascular directamente provocada por el virus, a la respuesta inmunológica o a las complicaciones cardíacas o sistémicas debidas a la infección”.

Los investigadores creen que este incremento de la mortalidad y de las secuelas graves se puede deber a que el coronavirus predispone a los pacientes a sufrir trombos en las arterias a causa de la inflamación, de la disfunción endotelial, la generación de trombos y la activación de las plaquetas. A la vez, destacan un retraso en la detección de los síntomas de incluso siete días y el hecho que los factores de riesgo son casi los mismos en los pacientes con Covid-19 y sin esta enfermedad. 

Todo ello lleva a Ana Rodríguez, coordinadora de la Unidad de Ictus del Hospital del Mar y firmante del estudio, a apuntar que "los resultados nos llevan a recomendar una monitorización estricta de la situación neurológica de los pacientes con Covid-19 para detectar posibles ictus isquémicos durante su ingreso hospitalario y la realización de una exploración neurológica de aquellos que haya que intubar tan pronto como se les extube". Así mismo, como indican los autores del trabajo, hacen falta más estudios para descubrir los mecanismos de la asociación entre la infección por el coronavirus y el ictus.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal