Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  13:01:13Domingo, 1 de Noviembre de 2020
Atrás

El 80% de los españoles hospitalizados por gripe presenta algún factor de riesgo

La SEC recuerda que "la enfermedad cardiovascular es la afectación más frecuentemente relacionada con estos ingresos"

Redacción EM 13-10-2020

COMPARTIR
En España, el 80% de las personas hospitalizadas por gripe presentan algún factor de riesgo, entre ellos la enfermedad cardiovascular, la enfermedad respiratoria, la obesidad, la diabetes o inmunodeficiencias. Según Amelia Carro, vocal de la Asociación de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardíaca de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), “la enfermedad cardiovascular es la afectación más frecuentemente relacionada con esas hospitalizaciones. El 34% de los hospitalizados por gripe tiene una enfermedad cardiovascular de base”.

Asimismo, la experta indica que “la gripe multiplica por nueve la probabilidad de desarrollar un infarto y es un predictor de mortalidad”. De hecho, como recuerda, “durante la fase epidémica de la gripe se observan claros excesos de la mortalidad global, especialmente en adultos por encima de los 65 años y/o con factores de riesgo”.

El riesgo de sufrir un evento cardiovascular aumenta tras sufrir una infección respiratoria. Estos eventos comprenden desde la cardiopatía isquémica (infarto de miocardio, angina de pecho estable) hasta la enfermedad cerebrovascular (ictus, trombosis, hemorragia cerebral), pasando por la insuficiencia cardíaca, a veces asociada a arritmias o infarto, o complicada con shock cardiogénico e insuficiencia respiratoria grave. En concreto, respecto al infarto agudo de miocardio, Carro señala que “hasta el 10% de los infartos que se producen durante la fase epidémica de la gripe se relacionan con esta infección” y que “el riesgo de desarrollar un infarto se mantiene elevado incluso tras el periodo de exposición al virus”.

VACUNACIÓN ANTIGRIPAL EN TIEMPOS DE COVID-19
A pesar del creciente arsenal terapéutico para el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, los tratamientos tradicionales no pueden modificar el riesgo asociado a la gripe. La vacunación antigripal es la mejor manera de reducir el riesgo adicional que conlleva la gripe. “A pesar de esto, las tasas de vacunación son sorprendentemente bajas, incluso en los colectivos vulnerables”, dice la especialista en cardiología. Esto supone un “reto significativo de salud pública y a la vez una oportunidad de mejorar el pronóstico de enfermedades graves y potencialmente prevenibles”.

La vacunación antigripal previno, el año pasado, un 26% de hospitalizaciones, un 40% de admisiones en UCI y un 37% de defunciones, según datos del Ministerio de Sanidad. “Además, se sabe que la vacunación reduce hasta un 56% el riesgo de complicaciones cardiovasculares”, añade Carro.

Debido a la pandemia de la Covid-19, la vacunación antigripal es, si cabe, más importante este año. “Es importante que la cobertura de vacunación sea máxima. Además de protegernos a nosotros, protegeremos a los que nos rodean, evitaremos el colapso sanitario y evitaremos complicaciones cardiovasculares y respiratorias que pueden tener un desenlace fatal”, valora la cardióloga.

Teniendo en cuenta que los factores de riesgo y complicaciones de la gripe son prácticamente superponibles a los de la Covid-19, la SEC recomienda, por ello, establecer medidas adicionales para prevenir las temibles complicaciones de la gripe y preservar la salud de las personas en riesgo. Carro señala que estas medidas pasan por:

- Mantener los factores de riesgo de complicación lo más estables posibles. Esto es la hipertensión, la diabetes, las enfermedades pulmonares, la obesidad, las inmunodeficiencias, las enfermedades cardiovasculares, etc. Este año se han modificado los criterios de población vulnerable y se considera la hipertensión arterial aislada dentro del grupo de enfermedades cardiovasculares. “Es recomendable que pacientes con estos problemas vigilen sus cifras, cumplan los tratamientos y mantengan un estilo de vida correcto de forma que, si se contagian, tengan sus sistema inmunitario lo más preparado posible”.

- Seguir rigurosamente las medidas de prevención para evitar contagios: lavado de manos, distancia social, no tocarse la cara, toser y/o estornudar en el brazo y usar pañuelos desechables. El uso de mascarilla no evita ni elude estas medidas. “Se recomienda evitar aglomeraciones, actividades en grupo que puedan posponerse y la afluencia en lugares cerrados”, recuerda la experta. 

- Vacunación. De momento no existe vacuna eficaz frente al coronavirus. Aunque hay estudios en marcha, no hay garantía de que se vaya a conseguir a corto plazo. “Serían buenas noticias, pero hay enfermedades como el SIDA que, tras más de 30 años de investigación, aún no han dado con una vacuna eficaz”, recuerda Carro, quien añade que “lo que sí existe es una vacuna contra la gripe con resultados consistentes que demuestran su capacidad de prevención de complicaciones”.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal