Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  16:23:00Jueves, 21 de Marzo de 2019
Atrás

Dejar de fumar reduce el riesgo de desarrollar artritis reumatoide

Un estudio del Brigham and Women's Hospital (EE UU) ha confirmado que al cesar este hábito, los factores de riesgo disminuyen, aunque de una forma muy lenta

Redacción EM 06-03-2019

COMPARTIR
Si bien es cierto que el hecho de fumar constituye un importante riesgo para el desarrollo de artritis reumatoide y otras enfermedades inflamatorias, permanece la incógnita: ¿Pueden las personas que dejan de fumar retrasarla o incluso prevenirla? ¿El riesgo es permanente e irrevocable? Una nueva investigación del Brigham and Women's Hospital examina esa pregunta, para lo que se han utilizado datos de un estudio previo. Los hallazgos han mostrado que el cambio de comportamiento –en este caso, abandono del hábito de fumar–, sí reduce el riesgo de desarrollar la artritis reumatoide seropositiva.

"Este es el primer estudio que muestra que un cambio de comportamiento puede reducir el riesgo de esta enfermedad", afirma el autor del estudio, Jeffrey Sparks. "El riesgo no es solo genético y azaroso. El inicio de la enfermedad tiene un componente ambiental modificable y una posibilidad para algunas personas de reducir el riesgo o incluso prevenirla".

Para realizar el estudio, Sparks y su equipo completaron datos de dos estudios previos con una encuesta de salud cada dos años, que recababa información sobre el hábito de fumar y el estado de la salud. Entre los más de 230.000 participantes en el análisis, los investigadores identificaron a 1.528 que desarrollaron artritis reumatoide, y se interesaron especialmente en un total de 969 pacientes seropositivos, ya que tienen anticuerpos relacionados con la enfermedad y normalmente padecen síntomas más graves, entre los que se incluyen deformidades articulares y discapacidad.

Para la artritis reumatoide seropositiva, el riesgo comenzó a disminuir aproximadamente cinco años después de dejar de fumar en el caso de las mujeres, y continuó su disminución cuanto más tiempo pasaban sin fumar. Los participantes que renunciaron definitivamente redujeron su riesgo de artritis reumatoide seropositiva en un 37% después de 30 años. El equipo no encontró asociaciones entre la artritis reumatoide seronegativa y el tabaquismo, lo que evidencia la teoría de que esta última y la seropositiva tienen distintos factores de riesgo.

"Una de las conclusiones es que se necesita dejar de fumar de forma permanente para obtener todos estos beneficios", continuó Sparks. "Mientras que para otras enfermedades como las cardiovasculares dejar de fumar proporciona un efecto más inmediato, aquí vemos beneficios décadas más tarde".

Los mecanismos biológicos que vinculan el tabaquismo con el desarrollo de esta enfermedad no están claros. Sin embargo, Sparks especula que este hábito puede afectar un proceso de enfermedad preclínica que conduce a la formación de autoanticuerpos relacionados con la artritis reumatoide, y aumenta la inflamación.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal