Sábado, 2 de Julio de 2022 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

Álvaro Casas / PRESIDENTE DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE MEDICINA GERIÁTRICA (SEMEG)

'El ejercicio físico es la principal medicina que podemos prescribir'

El doctor Casas puso de relieve, durante la charla magistral en la jornada, la importancia de proyectos como Vivfrail

A. Lemos 11-06-2019

COMPARTIR
Pregunta.- Sabemos que, a medida que envejecemos, hacer ejercicio es muy importante para evitar la fragilidad y otros trastornos. Pero, ¿cómo favorece la actividad física en la recuperación de un cáncer en una persona mayor?
Respuesta.- El tratamiento quirúrgico o adyuvante (por ejemplo, quimioterapia) en pacientes frágiles mayores con cáncer suele provocar una pérdida de la calidad de vida y de la capacidad de mantenerse independiente (capacidad funcional), que es prevenible y reversible.
Se ha demostrado que realizar programas de ejercicio físico antes, durante y después de la intervención o el tratamiento; junto con una  valoración geriátrica integral y una intervención nutricional, mejora los resultados y la calidad de vida de estos pacientes.

P.- ¿Qué características separan al proyecto Vivifrail de un programa estándar de ejercicio adaptado? ¿Qué resultados clínicos está obteniendo?
R.- El programa Vivifrail ha supuesto un avance muy significativo a la hora de prescribir ejercicio físico a las personas mayores. Es uno de los programas pioneros en los que, por primera vez, los ejercicios se adaptan a las condiciones físicas de cada persona mayor, lo que permite obtener mayores beneficios.
Se trata de ejercicios sencillos de fuerza, equilibrio, flexibilidad o simplemente caminar, que se pueden realizar en casa con una mínima supervisión de la familia o de los cuidadores, de tal forma que cada paciente recibe su “receta” de ejercicios de la misma manera que se hace con cualquier otra medicación. 

P.- Usted resaltó la necesidad de que sea el propio oncólogo quien recomiende a sus pacientes que hagan ejercicio y que “se crean” los beneficios de la actividad física en ellos. ¿Existen “escépticos” del ejercicio? ¿Cómo refutaría sus ideas?
R.- El ejercicio físico es la principal medicina que podemos prescribir a nuestros pacientes mayores.
Ningún fármaco, hasta la fecha, ha demostrado los beneficios que sí tiene el ejercicio en la prevención y el tratamiento de numerosas patologías, y la evidencia científica es muy contundente en este sentido.
En primer lugar, el problema es que la mayoría de los médicos, en general, no nos hemos formado para dar recomendaciones y prescribir ejercicio a nuestros pacientes. 
En segundo lugar, y también en general, no existen estructuras sanitarias integradas y adaptadas a las personas mayores para que puedan acudir a la realización de programas de ejercicio en la comunidad, ambulatorios o hospitales. 
Hay una necesidad urgente de que, al menos, los médicos que atienden a las personas mayores recomienden a sus pacientes acudir a profesionales (sanitarios con formación o de la actividad física) para realizar programas de ejercicio en vistas a mejorar la calidad de vida y retrasar la discapacidad.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal