Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  16:04:03Viernes, 22 de Enero de 2021
Atrás

La inversión de las empresas en RSE en 2019 llega hasta los 1.429 millones de euros

Según un informe de la Fundación Seres y Deloitte, el 86% de los proyectos realizados por las entidades analizadas han sido en el ámbito de cobertura de necesidades sociales

Redacción 11-01-2021

COMPARTIR

Fernando Ruiz, Ana Sainz, Marciala de la Cuadra y Francisco Román en la presentación del VII edición del Informe Seres-Deloitte.

La inversión en Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de las empresas, durante 2019, llegó a 1.429 millones de euros. La Fundación Seres y Deloitte presentaron la VII edición del Informe Seres-Deloitte, que mide el impacto y la contribución real de las empresas a la sociedad a través de un modelo de análisis basado en cinco ejes (económico, organizacional, relacional, social y persona).

En julio de 2020, ambas entidades publicaron un informe sobre el impacto social de las empresas frente a la Covid-19, que analizó la aportación de 158 organizaciones españolas para abordar los retos sociales y minimizar las brechas que se abrieron tras la emergencia sanitaria y su posterior crisis. Las entidades siguen enfocadas en el bienestar social: el 86% de los proyectos realizados por las empresas analizadas han sido en el ámbito de cobertura de necesidades sociales, destacando especialmente su preocupación por ámbitos como la educación, la salud y el bienestar social. 

Francisco Román, presidente de la Fundación Seres, explicó que “la séptima edición de este informe, pone de manifiesto que hoy en día no hay opción. Las empresas de éxito son las que hacen coincidir sus intereses con los de la sociedad. Y eso significa una única estrategia más social”. Román aseguró que están convencidos de que “las organizaciones pueden contribuir significativamente al desarrollo económico, social o medioambiental, ya sea a través de sus operaciones o de la creación de cadenas de valor. La empresa tiene capacidades para llevar a cabo un reto ambicioso: generar soluciones eficientes, eficaces y escalables al tiempo que sostenibles”. 

Por su parte, Fernando Ruiz, presidente de Deloitte, afirmó que “las circunstancias tan extraordinarias que estamos viviendo, hacen que este año sea más necesario que nunca poner en valor el alcance social de nuestra actividad como organizaciones”. Según apuntó Ruiz, “se trata de una crisis sin precedentes, desconocida, una crisis sanitaria inicialmente alejada de la actividad económica, pero que en cuestión de semanas ha impactado de manera muy profunda en todos los sectores de actividad, en todas las estructuras organizativas y en toda la sociedad a escala global”.

UN TOTAL DE 57 MILLONES DE PERSONAS BENEFICIARIAS
En cuanto a los colectivos a los que se dirigen los proyectos de RSE, se han identificado 57 millones de beneficiarios de las actuaciones desarrolladas por las 76 empresas que han participado en el estudio de esta edición, agrupando tanto a beneficiarios directos (89%) como a indirectos (11%). 

En palabras de Ana Sainz, directora general de la Fundación Seres, “nos obsesiona que siempre haya valor para todos y que esté integrado en la estrategia de las compañías manteniendo el foco en las personas. Un sector privado responsable es indispensable para el crecimiento, la productividad, la innovación y la creación de empleo, todos ellos generadores de desarrollo y oportunidades”. Por otro lado, Sainz subrayó que “la emergencia sanitaria ha evidenciado aún más la necesidad de aplicar una visión a largo plazo, un liderazgo responsable y entenderlo como factores estratégicos en las compañías. Estamos hablando de que llegó el momento de las compañías socialmente comprometidas”.

COMPROMISO
El impulso de la estrategia de RSE y la implementación de sus políticas tiene un impacto directo en las organizaciones y en las personas que las conforman. Esta edición pone de manifiesto que se mantiene la alta participación de trabajadores en el desarrollo de proyectos de RSE, llegando a 184.046 empleados, lo que supone el 11% de sus plantillas. 

En esta misma línea, un tercio de las empresas cuentan con más del 30% de empleados involucrados en actividades de RSE. Además, el 80% de las empresas analizadas ofrece internamente programas de voluntariado corporativo, con un total de 167.741 empleados voluntarios, lo que representa un aumento del 22% con relación al 2018.

Marciala de la Cuadra, socia de Consultoría Estratégica de Deloitte y responsable del informe, concluyó que “desde el punto de vista interno de las empresas, se aprecia una tendencia clara de generalización de políticas vinculadas a la ética empresarial y beneficios sociales para los trabajadores, tales como la conciliación, la cobertura médica u otras similares”.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal