Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  17:45:59Jueves, 13 de Diciembre de 2018
Atrás

Aeste y la Oficina del Defensor del Pueblo abren una línea de trabajo común

Después de una reunión entre ambas entidades, acordaron el desarrollo de informes y documentos para continuar mejorando la atención residencial a las personas mayores

Redacción EM 24-10-2018

COMPARTIR
Aeste, patronal que agrupa a las grandes empresas privadas del sector de atención a la dependencia, mantuvo una reunión con la jefa y la técnica del Área de Sanidad y Política Social de la Oficina del Defensor del Pueblo. Por parte de Aste tomaron parte en la reunión uno de los miembros de la Junta Directiva, Manuel Aznar, y el secretario general, Jesús Cubero.

La reunión fue solicitada por Aeste a raíz de una comparecencia del Defensor del Pueblo ante la Comisión de Políticas Sociales y Familia de la Asamblea de Madrid. En ella, Francisco Fernández Marugán incidió en la principal problemática que le habían trasladado los ciudadanos en la atención residencial de la Comunidad de Madrid. Las principales cuestiones puestas de manifiesto en la Asamblea de Madrid fueron la insuficiencia de plazas y dotación presupuestaria para el servicio de atención residencial a mayores, el funcionamiento de las residencias y la calidad en la atención, y la problemática en torno a los ingresos involuntarios en los centros de mayores.

En palabras de Jesús Cubero, “los grandes operadores del sector quieren que su calidad se generalice a todos los centros residenciales de España, y por ello era preceptivo reunirnos con una institución de tanto prestigio como la Oficina del Defensor del Pueblo. Fue una reunión muy rica en contenidos, donde pudimos mostrar los principales puntos que deben tenerse en cuenta en los futuros diseños de financiación de la dependencia, los ítems a valorar cuando hablamos de atención de calidad, y las medidas que necesita implementar el sector para disponer de unos profesionales bien formados y motivados que permitan ofrecer una atención de calidad a los mayores”. 


Analizaron la gran diferencia de financiación que existe en las comunidades autónomas en lo que a precios de plaza residenciales se refiere, así como la necesaria implantación de unos estándares de calidad aplicables a todo el país. "También manifestamos –señalan desde Aeste– que era necesario establecer un sistema de acreditación de centros que tuviera en cuenta las variables de financiación y capacidad operativa del centro, y que pudiéramos establecer una clasificación de los centros de distintos niveles para atender a distintos tipos de residentes mayores".
Tanto la Oficina del Defensor del Pueblo como los representantes de Aeste, coincidieron en que es vital priorizar la PEVS (Prestación Económica Vinculada al Servicio) como medida que agilice las listas de esperas autonómicas y fomente la libertad de elección del ciudadano.

En cuanto a la mejora de la calidad, se puso de manifiesto la necesidad de que las administraciones autonómicas hagan un control efectivo de las ratios vigentes y de su cumplimiento, sin discriminar el tipo de centro que inspeccionan. Se valoró también la necesidad de que los Presupuestos Generales del Estado sean finalistas en lo que se refiere a la financiación de la dependencia, impidiendo que las autonomías destinen a otros fines el dinero reservado a la atención al colectivo de personas mayores. Además, se discutieron las principales medidas necesarias para poder implantar una coordinación sociosanitaria efectiva, así como la necesidad de trabajar con la Fiscalía la problemática que todavía seguimos encontrando en relación con los ingresos de mayores con deterioro cognitivo en centros residenciales.

Tras la reunión, desde Aeste se asumió el compromiso de trasladar a la Oficina del Defensor del Pueblo, una serie de informes acordados, y en base a los cuales se podrán hacer propuestas normativas y recomendaciones a las distintas Cámaras (tanto nacionales como autonómicas) para evaluar y mejorar la situación del empleo en el sector de atención a la dependencia, la revisión de precios de las plazas residenciales, la evaluación de la calidad ofrecida en todos los centros residenciales, y una profundización en los distintos modelos de atención ofrecidos en nuestro país.

Cubero finalizó diciendo que “la línea de trabajo y diálogo está abierta y como representantes de una parte importante de nuestro sector, es nuestra obligación velar por los mejores derechos de los ciudadanos mayores y promover que la alta calidad que ofrecen las compañías integradas en Aeste se convierta en la tónica general de toda la atención a los mayores dependientes”.



Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal