Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  13:57:38Martes, 2 de Junio de 2020
Atrás

PATXI AMUTIO / DIRECTOR GENERAL DE SANITAS MAYORES

'Las residencias han tenido que asumir tareas más allá de sus responsabilidades'

Hablamos con Patxi Amutio, el director general de Sanitas Mayores, para hablar de cómo han gestionado (y gestionan) sus centros durante la pandemia

Redacción 14-05-2020

COMPARTIR
PREGUNTA.- ¿Cómo se han adaptado los centros de Sanitas Mayores ante esta crisis sanitaria?

RESPUESTA.- Estamos trabajando en todo momento, desde el inicio de esta emergencia, de forma coordinada con las autoridades sanitarias y de bienestar social de cada comunidad para atender a los residentes de Sanitas Mayores de la mejor manera posible y con los mayores estándares de seguridad clínica. 

Pero es innegable que las residencias han tenido que asumir una carga asistencial superior a la habitual, han tenido que medicalizarse y asumir una tarea que va más allá de sus responsabilidades, son centros que están destinados al cuidado no a curar. En el caso de nuestras residencias, el pertenecer a un grupo de salud nos ha permitido afrontar la situación desde una posición algo más aventajada, sin olvidar que la población que tenemos en nuestros centros es, en estos momentos, el eslabón más débil de la cadena. 

En este sentido, el habernos adelantado al estado de alarma ha permitido que nuestros centros y profesionales hayan contado con el material de protección necesario. En Sanitas Mayores, desde mucho antes de que se decretara el estado de alarma, las residencias ya estaban anticipándose y tomando medidas (algunas duras e impopulares en su momento, como impedir las visitas de familiares desde el 7 de marzo) para evitar la propagación de la Covid-19 y, en última instancia, los fallecimientos entre los residentes.

En estos momentos, los profesionales de Sanitas están mostrando un alto compromiso y lo que desde luego no falta en nuestros centros es voluntad y trabajo para sortear y minimizar los efectos de esta situación lo antes posible.

P.- ¿Qué medidas de control se han tomado con los residentes y personal?

R.- Se han realizado tests PCR a los residentes que mostraban alguna sintomatología compatible con la Covid-19, por leve que esta fuera. Además, desde algunas regiones se están realizando tests al 100% de los residentes, aunque estos no cuenten con ninguna sintomatología. En la actualidad, un 6,6% es positivo por Covid-19 de una población total de más de 6.000 personas que viven en los 47 centros de Sanitas Mayores.

Gracias a la realización de estos tests PCR, hemos podido realizar la sectorización de los centros basándonos en datos reales. La sectorización se da según los criterios de positivos con síntomas, positivos sin síntomas, negativos con contacto estrecho y resto de personas.

Además, es muy importante resaltar que, desde el inicio de la crisis, 124 residentes se han negativizado, es decir, han superado con éxito la enfermedad. A medida que pasan los días esta cifra aumenta.

Respecto a los empleados, desde el 9 de marzo se está realizando toma de temperatura y control de síntomas compatibles en el inicio de cada turno y se envían a cuarentena a todos los que presentan síntomas. Cuando presentan síntomas compatibles con el virus les realizamos el test PCR por leve que sea la sintomatología. De este modo, cuidamos de nuestros empleados a la vez que evitamos que pueda haber contagios entre estos y los residentes. 

P.- ¿Cómo ha sido la organización y las medidas tomadas respecto al personal?

R.- La plantilla de la compañía también se ha visto afectada por el virus. Para paliar las consecuencias de los más de 400 contagios de sus trabajadores, Sanitas ha contratado a más de 700 personas, entre ellas personal sanitario, para reforzar la atención a los mayores durante estos días tan complicados. Además, se han realizado traspaso de personal entre residencias cubriendo las necesidades que iban surgiendo en los centros, superando en muchos casos las ratios marcados por las distintas comunidades.

Se ha reforzado la labor de los equipos de limpieza contratando compañías para hacer desinfecciones extraordinarias. Para esta tarea, se ha contado también con la ayuda inestimable de las Fuerzas de Seguridad del Estado, como la UME, que ha visitado varios centros de Sanitas para realizar las descontaminaciones. 

Por otro lado, hemos puesto a disposición de todos los trabajadores un servicio de atención psicológica. Es mucho el trabajo y la responsabilidad que el personal está soportando en estos momentos, por no hablar de la carga emocional que conlleva. Por ello, cuidamos del bienestar de los empleados para que puedan afrontar esta situación con una buena condición física, pero también mental.

P.- ¿Cómo ha sido la comunicación con las familias? 

R.- Somos conscientes de la situación tan dura por la que están pasando tanto los mayores como sus familias al no poder verse en estas circunstancias. Por eso, y a pesar del enorme trabajo que se está llevando a cabo en los centros, hemos reforzado las iniciativas para que las familias tengan contacto con los residentes. Hacemos al menos una videollamada semanal. No pasan 48 horas sin que un técnico del centro se ponga en contacto con las familias. En caso de cambio en el estado de salud, nos ponemos en contacto inmediatamente con las familias. Es fundamental también la comunicación que hacemos a través de nuestra app de familiares, con la cual damos información general del estado del centro, así como información personalizada de cada residente. 

Por otro lado, hemos empezado a trabaja con la app famileo a través de la cual los familiares de los residentes diseñan un álbum de fotografía que podemos imprimir en el centro y dárselas a los mayores para que se sientan más cerca de sus familias.

Gracias a estas medidas hemos recibido numerosos agradecimientos de familiares que a pesar de la dureza de la situación se han sentido informados y cerca de su familiar en la medida de lo posible y dentro de las limitaciones que esta situación permite. 

P.- ¿Cómo prevés el futuro del sector residencial? 

R.- Es pronto para hablar del futuro del sector, primero hay que hacerse las preguntas adecuadas sobre qué cosas tenemos que cambiar. Me centro más en el aprendizaje principal que es que hemos sabido resistir. Esta crisis sanitaria con toda su dureza va a hacer que el sector aprenda y se fortalezca gracias a los numerosos aprendizajes que vamos a extraer. 

Es importante destacar que las residencias están pensadas para cuidar, y no para curar, a pesar de que algunos centros, como los de Sanitas, cuenten con servicios médicos y de enfermería de carácter ambulatorio, no hospitalario. También todos los cuidados de carácter más psicosocial y centrados en la persona.
En la pandemia se nos ha cargado de una responsabilidad para la que no estamos preparados. Nosotros, al estar dentro de un grupo sanitario, hemos tenido más facilidad para medicalizarnos, pero muchas han tenido más dificultades. 

De ahí extraemos que el futuro del sector pasará por continuar por la apuesta por la profesionalización, que Sanitas Mayores cumple de forma escrupulosa, y también de una mayor medicalización de los centros, que permita ampliar los cuidados asistenciales que ya se dan a los mayores. Esto sin abandonar el aspecto social que ya se cultiva ampliamente en las residencias (acompañamiento, estimulación, entretenimiento, socialización...) centrado en la atención a la persona y que es fundamental para el estado emocional y físico de los mayores.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal