Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  14:11:55Sábado, 15 de Diciembre de 2018
Atrás

Joaquim Borrás / Presidente de la Fundación Edad y Vida

'La RSC debe plantearse como un aliado incuestionable en nuestra sociedad'

El presidente de la fundación repasa, en esta entrevista, los retos y próximos proyectos de la entidad, así como el valor de aspectos como la Responsabilidad Social Corporativa

M.S.Massó / EM 13-07-2018

COMPARTIR

Pregunta.- ¿Cómo afronta el reto de situarse al frente de esta fundación?

Respuesta.- Presidir esta fundación es una gran responsabilidad y un desafío que asumo con entusiasmo. Soy plenamente consciente de la importancia que tiene buscar soluciones que sirvan para hacernos a todos más conscientes de la importancia de los mayores en nuestra sociedad y generar un estado de opinión que evite su exclusión de la sociedad. Mi labor es gestionar un engranaje, el de la Fundación Edad&Vida, que lleva ya 17 años trabajando en diversos temas que han ido variando con el tiempo, pero siempre centrados en la mejora de la calidad de vida de las personas mayores y de las que van a serlo. Todo esto lo hago rodeado de un equipo muy profesional y solvente y de unos socios de primera línea que aportan al proyecto su ‘expertise’ y buen hacer en el día a día.

P.- ¿Qué líneas de trabajo se ha marcado como prioritarias en esta etapa?

R.- En unos años, los mayores serán el grupo poblacional más importante y, por tanto, un colectivo a tener muy en cuenta por parte de todos los agentes sociales, desde las empresas de servicios, a las de gran consumo pasando por las administraciones públicas. Nuestro trabajo se centra en poner el máximo énfasis en todas las medidas que permitan el envejecimiento activo, esto es, concienciar a las personas para que vivan de forma saludable y en la creación y fomento de una cultura financiera del ahorro. Es necesario insistir en la necesidad de acuerdos consensuados y reformas estructurales que permitan ofrecer unas pensiones de jubilación dignas a largo plazo, promocionar el autocuidado y los hábitos de vida saludables, propiciar la mejora del sistema sanitario y prepararlo para la cronicidad y la dependencia, además de facilitar el buen trato a las personas mayores en todos los ámbitos y luchar por asegurarles un final de vida digno y en paz.

P.- ¿Cómo coordinan, desde Edad y Vida, el diálogo entre todos estos agentes implicados en la atención a los senior?

R.- Todas las instituciones que ha nombrado trabajamos en nuevas formas de colaboración que sumen la experiencia de unos y el conocimiento de otros con el objetivo último de ofrecer respuestas y planteamientos con los que hacer frente a los retos que conlleva el cambio demográfico. Al final, lo que buscamos es que las personas mayores puedan acceder en condiciones de igualdad a servicios de calidad, económicamente viables y sostenibles en el tiempo. El papel de Fundación Edad&Vida es propiciar ese espíritu colaborativo a través de, por ejemplo, las Mesas de Diálogo que se desarrollan periódicamente por todo el país para promocionar el buen trato o el acompañamiento al final de la vida; del Premio Edad&Vida Higinio Raventós, que sirve para dar a conocer las mejores propuestas con las que mejorar el futuro de las personas mayores, o la publicación de guías e informes sobre hábitos de vida saludable y de alimentación.

P.- ¿Cómo es posible, entre todas, promover el envejecimiento activo?

R.- Teniendo un objetivo común y actuando de forma coordinada, trabajando codo con codo. Si entendemos el envejecimiento activo como un proceso necesario para ser ‘mayores felices’, comprenderemos que el objetivo es ir más allá de envejecer con salud. Se trata de participar plenamente en la sociedad, y para ello es preciso que Administración, empresas e instituciones (científicas, educativas, sociales) colaboren y coordinen sus esfuerzos.

P.- La fundación ha defendido a través de diversas acciones el buen trato a los mayores. ¿Qué medidas proponen para sensibilizar a la sociedad sobre este tema?

R.- Aunque el buen trato debería estar presente en todo momento en nuestras relaciones y no descuidarse a ninguna edad, tampoco en la última etapa de la vida. Lo cierto es que, a medida de que las personas se hacen mayores, pueden sufrir discriminación por motivos de edad o no recibir un trato adecuado conforme a su situación y capacidades. Para combatirlo, hay que lograr que la sociedad se conciencie de los derechos de las personas mayores para prevenir el posible maltrato. Además, hay que mejorar la capacitación y formación continuada del personal sanitario y su control por parte de la Administración. Hay que humanizar la salud, además de garantizar una cobertura sociosanitaria adecuada en caso de dependencia y soporte emocional y compañía. Todo ello sin olvidar la necesidad de disfrutar de un buen trato legal y hasta económico porque los más mayores precisan de un marco jurídico y un sistema de pensiones que les proteja y permita afrontar con garantías la parte final de sus vidas.

P.- ¿Qué papel juega la RSC en el sector de los servicios de atención a personas mayores?

R.- La Responsabilidad Social Corporativa juega un papel esencial. Si a estas alturas ya nadie discute el protagonismo y la importancia de la RSC como parte consustancial del buen hacer empresarial, de la transparencia en la gestión y del respeto hacia los derechos de sus trabajadores, al medio ambiente, proveedores, clientes y resto de grupos de interés de cualquier organización; a nadie se le escapa que esta forma de desenvolverse éticamente responsable debe amplificarse, aún más si cabe, cuando hablamos de un sector cuyos servicios se dirigen a las personas mayores. La RSC debe plantearse como un aliado incuestionable en nuestra sociedad, un ejercicio de responsabilidad que debe servir para cambiar la forma de pensar y de actuar desde el mismo epicentro de las estructuras empresariales. Al final, debe lograr que todas nuestras actuaciones, también las corporativas, obedezcan a unos objetivos donde la justicia y la solidaridad para con las personas mayores encuentren su sitio y puedan estar al mismo nivel en el que se encuentran, por ejemplo, la seguridad o, incluso, el deseo legítimo de obtener beneficios.

P.- En la práctica, ¿qué pasos debe seguir la aplicación o integración de la RSC en un modelo de gestión empresarial?

R.- Siempre he opinado que “ser responsable es muy rentable”. Tratar bien a las personas consigue mayor implicación de los empleados y, a la postre, mejor productividad. Dialogar con los comités de empresa y los sindicatos es imprescindible para llevar a cabo las actividades empresariales con paz social. Trabajar de cara a mejorar el medio ambiente, tiene consecuencias de ahorro de energía y reducción de costes en general. Además, muchas empresas prefieren trabajar con empresas responsables, con lo que esta forma de hacer, es comercialmente ventajosa. Sin ninguna duda, las empresas que se comportan de forma responsable son las que tienen el futuro mejor asegurado.

P.- 2019 acogerá un nuevo Congreso Internacional Dependencia y Calidad de Vida, con el que ya se alcanzará la séptima edición. ¿Se ha empezado a perfilar ya el que podría ser el eje central de este evento?

R.- En las últimas ediciones del congreso el eje ha sido la integración y la acción conjunta y coordinada de todos los recursos asistenciales, principalmente sociales y sanitarios, para prestar la atención necesaria a la persona mayor en situación de dependencia, normalmente con pluripatología crónica. Vamos a continuar incidiendo en esta línea ya que creemos que aún queda mucho por recorrer. El Comité de Programa ha empezado a perfilar los temas a priorizar para esta edición, y está barajando incidir en la atención domiciliaria. También queremos incluir la mejora de la calidad asistencial como otro de los ejes del congreso, así como la atención integral e integrada sociosanitaria. Nos interesa, en relación con el final de vida, el movimiento de Ciudades Compasivas o Cuidadoras. Pensamos en la posibilidad de contar con participantes de distintas ciudades españolas y de algún otro país involucrados en esta iniciativa. Este es el resumen de lo que se está empezando a diseñar. De todos modos, falta más de un año y el comité seguirá trabajando para acabar de perfilar los temas.



Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal