Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  17:12:59Miércoles, 1 de Abril de 2020
Atrás

¿Debería la abuelidad tener una consideración especial en las políticas sociales dirigidas a las familias?

Horacio R. Maseda 10-03-2020

COMPARTIR
En Alemania, en 2012, a partir de una propuesta del partido de la canciller Ángela Merkel, se debatió la creación de un permiso laboral para los trabajadores que cuidan de sus nietos, siguiendo una filosofía similar a las ayudas que se conceden a los padres. Este solo es un ejemplo particular en el que la abuelidad puede entrar en el debate político, pero ¿debe tener este concepto una consideración especial en el ámbito político?

Para el profesor Cambero, no hay duda alguna: “Cualquier normativa o medida política debe tener en cuenta los cambios en las estructuras sociales y familiares, de ahí que la abuelidad debiera contemplarse en los tipos de prestaciones económicas y de servicios que reciben, a menudo como soporte de ayudas familiares”. 

Algunas medidas de conciliación, por ejemplo, están repercutiendo indirectamente en el papel que desempeñan los abuelos. La doctora Noriega advierte que “no debemos olvidar que los responsables de la educación de los niños son sus padres. Habría que pensar en desarrollar políticas familiares que, por un lado, ayuden a los padres a poder conciliar y no supongan sobrecargar a los abuelos actuales con funciones que no les corresponden (salvo que ellos sí lo deseen); y, por otro, que se adapten a nuestra cultura y contexto social, por ejemplo, los motivos por los que los abuelos de países mediterráneos cuidan son distintos a los del resto de Europa y además lo hacen de manera mucho más intensa”. 

PREVENIR EL PROSIBLE RIESGO DE SEPARACIÓN
Para Bermejo, las Administraciones públicas debería velar y actuar más “cuando los derechos de los abuelo se encuentran en riesgo”, es decir, “con medidas legales para favorecer las visitas a abuelos tras separaciones matrimoniales, por ejemplo”. La vicepresidenta de la SEGG también cree que se podrían implementar “espacios de desarrollo personal, de encuentro y dialogo entre adultos mayores para intercambiar experiencias en relación a la abuelidad. Espacios de empoderamiento y capacitación en relación a las relaciones con sus hijos”.  Las políticas de familia, prosigue, “deberían tener más en cuenta la abuelidad y, para ello, también deberían consultar a los propios adultos mayores que ejercen o van a ejercer este rol, pedirles opinión de que necesitan... de este modo, las políticas gerontológicas tendrían mayor impacto”. 



Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal