Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  20:51:23Jueves, 13 de Agosto de 2020
Atrás

Más allá del SAD y la teleasistencia: los nuevos servicios a domicilio y el uso de la tecnología para el cuidado

Los recursos que se prestan en el hogar se están diversificando y no solo debemos asociarlos a conceptos como la cronicidad o falta de autonomía. Ahora surgen propuestas para un mejor asesoramiento o envejecimiento activo

Redacción 15-07-2020

COMPARTIR
A parte de la cartera de servicios contemplados en la Ley de Dependencia, tanto las Administraciones locales, como las organizaciones y entidades sociales, ofrecen una gran variabilidad de programas de proximidad que complementan los servicios domiciliarios. Cabe destacar, indica, Bonafont, servicios como “la comida a domicilio, la lavandería y plancha, el traslado de la persona a los centros de día o la orientación y adecuación de la accesibilidad del domicilio”. 

En general, se suele pensar en los recursos clásicos de atención a domicilio y telesasistencia y asociarlos con la cronicidad, el dolor o la falta de autonomía, pero están surgiendo otros servicios que guardan relación con aspectos como la soledad, la nutrición, la seguridad o el asesoramiento. La académica Bonafont apunta algunos como “los pequeños arreglos domésticos, el acompañamiento para hacer gestiones o hacer la compra, e incluso los programas de envejecimiento para personas con necesidades de apoyo o para la formación de cuidadores familiares”.

En otros ámbitos, Bonafont destaca el programa de ‘Atención Domiciliaria-Equipos de Apoyo (PADES)’, que ofrece asesoramiento y apoyo a los profesionales de atención primaria domiciliaria y en la atención directa a personas con necesidades complejas, avanzadas o paliativas, orientada al control de síntomas, confort y bienestar, tanto de la persona como de su entorno cuidador, así como de acompañamiento al final de la vida.

En comunidades como Euskadi, la Diputación Foral de Bizkaia está ensayando fórmulas pioneras de apoyo a la permanencia en el hogar de las personas en situación de dependencia con el modelo EtxeTIC. Este combinará los servicios propios de un centro de día, con la atención a un volumen extenso de personas que se encuentran en su domicilio (751 personas), todas ellas monitorizadas a través de tecnologías de apoyo y prevención en el hogar y que residen en el radio de acción del propio centro.

EL PAPEL DE LA TECNOLOGÍA
La experiencia de la pandemia –explica Bonafont– nos ha enseñado la importancia del acompañamiento a distancia, “a través de los dispositivos móviles, contactos telefónicos, tutoriales televisivos o de redes sociales como recursos de gran valor añadido”. Probablemente, argulle Martínez, “necesitaremos aprender de esta experiencia para aplicar sistemas de comunicación complementarios en los cuidados”. 

Un aspecto interesante en cuanto a las nuevas tecnologías es que las generaciones futuras están acortando la brecha digital, por lo que estarán más preparadas, incide la académica, “para utilizar las aplicaciones informáticas y las nuevas TIC para aprender, relacionarse o alimentar sus necesidades culturales, lo cual posibilita nuevas opciones en el ámbito de los cuidados a domicilio”.

Por su parte, y aunque cada vez estas tecnologías tienen y tendrán una mayor presencia en la atención a domicilio (herramientas para entornos de cuidados seguros, para la independencia, los cuidados personales, el contacto social…), es importante que se haga un uso adecuado, “entendiendo que deben ser recursos para cuidar y vivir mejor”, remarca Teresa Martínez. Para la psicóloga gerontóloga no hemos de olvidar que “una tecnología es solo un medio y no debe acabar siendo el fin. Debemos recurrir a ellas cuando aumenten el bienestar, la independencia y la autonomía y, para ello, deben ser utilizadas siempre de una forma muy personalizada, asegurando su aceptación y pertinencia”. Además, es importante que promuevan un trato adulto, es decir, “que no infantilicen a las personas mayores, algo que con algunos juegos y prototipos sucede”.



Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal